Asi nos ven los niños hospitalizados en Jerez, después de compartir un rato con los payasos.